Los castañares de Aldeire y Ferreira

5 mayo, 2019

En esta ya crecida primavera, uno de los grandes lujos de nuestra tierra es pasear por los centenarios castañares que la habitan, dan fe de ellos pueblos como Aldeire o Ferreira.

Si llegamos a Ferreira desde La Calahorra, serán los maravillosos almendros en flor quiénes nos reciban.
Allí, atravesando unas estrechas calles ingeniadas para distraer al frío en invierno, se podrá acceder a sus castañares, conectando con uno de los senderos más importantes de Europa, el GR-7. En este sendero se puede optar por rutas senderistas de distinto nivel y recorrido que te unirán a distintos pueblos de nuestra comarca. Entre ellos, podremos llegar hasta Aldeire, lugar en el que también existe una emblemática zona de castañares en el área recreativa de La Rosandrá.
Desde esta zona, punto de gran afluencia durante todo el año, parten caminos acompañados de ríos que, fruto del deshielo de la primavera, aumenta su vivo caudal de agua pura casi helada. Te esperan puentes de madera por cruzar que te harán sentirte en un cuento, paseos acompañados con la banda sonora de la naturaleza viva de Sierra Nevada y una sensación de conexión absoluta con la montaña más pura.

Créeme, amiga y amigo, conozco pocos lugares en los que un simple paseo, como aquí, me hace tan feliz.

Y para tener contenta la barriga y que el cuerpo repose, tenemos una comarca repleta de opciones pero, por situación, en esta ocasión recomendamos:

Para comer hay varios restaurantes que ofrecen una gran cocina tradicional como el hogar de Ferreira, o el abuelo Tomás o Bar Pepe en Aldeire.
El café y las copas no pueden faltar en el pub Boabdil, también en Aldeire y, como no, los vinos que regarán estas comidas deberán de ser los propios de
nuestra comarca, tales como los de la bodega Al Zagal de Cogollos de Guadix, los de la bodega Méndez Moya de Dólar o los de la bodega Viña Aranda de Aldeire.

Una buena opción para alojarse es el pueblo de La Calahorra, que sirve de encrucijada para conectar Aldeire y Ferreira por carretera. Sus alojamientos son la Hospedería del Zenete, Hostal La Bella y Hostal Rosabel.

En cuanto a turismo activo, la empresa Nevadactiva de Aldeire organiza rutas por la zona y gestiona un rocódromo gratuito y actividades
en el pabellón deportivo situado junto al área recreativa de La Rosandrá.